50 años educando en Alicante 1964-2014

El 25 de noviembre de 1941 se abre la primera obra de las Adoratrices en Alicante. La finca está a las afueras de la ciudad donde se asientan chabolas llenas de gentes que han abandonado los pueblos para buscar trabajo en la ciudad como medio de vida.

A finales de 1944 se va asentando la vivienda y la huerta de las Hermanas quienes dedican algo de su tiempo a enseñar a escribir, leer, coser y cocinar a las niñas del barrio.

En enero de 1946 las Hermanas tienen una gran cantidad de alumnado en la nueva casa. Ante la gran demanda de plazas escolares se solicita la colaboración del Ayuntamiento de Alicante para actuar como escuela y poder emitir certificados de estudios.

Todo va tan bien que en enero de 1955 se planifica la construcción de un colegio.

Entre 1959 y 1960, la Inspección de Enseñanza anima a las Hermanas a seguir adelante con el plan de crear un colegio porque ve unos excelentes resultados académicos en sus alumnas. Así comienza la construcción del colegio “Santísimo Sacramento”.

En el curso 1961-1962 empieza a funcionar el colegio Santísimo Sacramento destinando todos sus esfuerzos a formar a numerosos niños de las barriadas circundantes que vivían en condiciones de indigencia.

En 1963 comienzan a funcionar cuatro niveles dependientes del “CONSEJO ESCOLAR PRIMARIO DE RELIGIOSAS ADORATRICES DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO” que era un patronato para las escuelas adoratrices ubicadas en territorio nacional. Durante el día había un turno para niñas y durante la noche un turno para alumnas jóvenes con demanda de preparación en actividades profesionales.

La enseñanza primaria, impartida por las Hermanas, permitiría a las alumnas obtener un certificado de estudios primarios y poder acceder a Bachillerato o cursar Formación Profesional. Debido al precariedad económica familiar de las alumnas, también se las formaba gratuitamente con talleres de corte y confección, cocina, bordado, etc. ampliando significativamente sus conocimientos prácticos. Así el colegio, poco a poco, fue aumentando el número de alumnas debido la buena preparación que ofrecían las Hermanas.

El colegio solicitó a los organismos oficiales ser considerado como "CENTRO BENÉFICO SOCIAL PRIVADO” porque muchas de las familias de sus alumnas poseían escasos o limitados recursos económicos. De esta manera se pudo atender satisfactoriamente la necesidad educativa de mucha población. Y tanto aumentó que sería necesaria la apertura oficial de una unidad de preescolar de 5 años.

En 1973, la disposición de régimen de transformación y clasificación de centros, convierte el colegio en centro con 8 aulas de E.G.B. En el año 1974 se implanta el primer ciclo de formación profesional de administrativo que daría a Alicante excelentes profesionales en diversas empresas de renombre. En el año 1985 se crea el aula de preescolar de 4 años. Y en el año 1991, ante a gran demanda de escolaridad, se solicita ampliar el aula de 3 años.

En el año 1996, la LOGSE volvió a obligar a renovar la infraestructura en las aulas del colegio que acogería el 2º ciclo de Preescolar, 6 aulas de Enseñanza Primaria y 4 aulas de Educación Secundaria Obligatoria. Al mismo tiempo el colegio decidió apostar por las nuevas tecnologías e instala una aula de informática.

En el año 2003, las Hermanas Adoratrices, no pudiendo continuar con su labor en el colegio debido a la falta de vocaciones se ponen en contacto con la Asociación FEYDA para ceder la titularidad del colegio.

En la actualidad la Asociación FEYDA, fiel al espíritu de las Adoratrices y a su espíritu vicenciano, continúa perpetuando la grandiosa labor educativa del colegio Santísimo Sacramento entre la sociedad alicantina.